La semana pasada comenzamos hablar de algunas lecciones simples que permiten asegurarnos inversión de buena calidad que sin embargo suelen ser difíciles de aprender para el inversor principiante.

Hoy presentamos la segunda parte de esta trilogía:

Problema II : Diversificación de Bajo Costo

 

El beneficio de la diversificación está bien estudiado en la literatura y nos permite reducir la volatilidad de nuestras inversiones sin perder mucho retorno. El beneficio es enorme cuando pasamos de 1 activo a 2 ó 2 a 3, pero va disminuyendo a medida que aumentamos la cantidad de activos, y resulta perjudicial si la cantidad de activos nos agrega mucho costo de comisiones para mantener nuestro portafolio equilibrado. También existe un costo más difícil de evaluar, que es el costo de selección: es más difícil elegir 20 activos que valga la pena invertir que elegir 5, con lo cual al aumentar la cantidad de activos podemos estar «diluyendo» nuestra habilidad para elegirlos. Teniendo en cuenta que la habilidad de un inversor principiante es por definición nula, el problema se incrementa fuertemente.

La solución ampliamente recomendada por las leyendas de la inversión para inversores principiantes es usar fondos de inversión de bajo costo que sigan índices. Por ejemplo, con el fondo VTI uno puede comprar todo el mercado de acciones por un costo administrativo muy bajo de 0.04% anual.

VTI es sólo un ejemplo, pero una buena forma de ver muchos otros fondos que cumplen esta característica se podría entrar al panel de Quiena y ver los activos incluidos en nuestro portafolio de ACTIVOS DIVERSIFICADOS. Se encontrarán todos los fondos que recomendamos para lograr justamente esto.

 

Puedes revisar la primera parte de los artículos dedicados Para el Inversor Principiante: Parte 1 y la última: Parte 3


CREAR UN USUARIO GRATUITO EN QUIENA

 

Equipo de asesoría de Quiena
Hernán Soulages, Inversor Personal y Desarrollo