Tesla es una de las empresas más amadas (y odiadas) por nuestros clientes. Genera opiniones fuertes y en general no hay una opinión tibia. Y es por esto que vale la pena hablar de ella, tanto para decidir agregarla a nuestro portafolio como para ignorarla.

El último mes fue extremadamente volátil en Tesla. Si vemos el precio de la acción cayó casi 30% en 21 días para luego recuperarse ganando más del 25% en sólo 11 días. Aquí se ve el riesgo de empresas innovadoras como esta.

Fue un mes con más riesgo del que hemos visto en años, tanto en el mercado como en Tesla. Una forma de medir esto es con la volatilidad anualizada. Una medida estadística que aquí usaremos para comparar. Tomemos la volatilidad anualizada de Tesla desde que salió a la bolsa vs. La volatilidad anualizada de sólo el último mes:

Sea históricamente o el último mes, es una acción bastante volátil. Si queremos invertir en ella porque creemos en su industria y productos, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?

¿Cómo invertir en Tesla sin quebrar en el intento?

Como siempre, buscamos incentivar que los inversores no especulen con las acciones, sino que si desean invertir lo hagan controlando el riesgo y para el largo plazo, y así logren sus retornos por el crecimiento natural de las empresas sin importar las subas y bajas de corto plazo. Esto se hace así:

1

Gestionar el riesgo con diversificación y tamaño, y no con stop loss (u otras especulaciones).

Podemos invertir mucho en una acción y vernos forzados a vender cuando baja de valor (el concepto del Stop Loss), o podemos calcular cuánto ha caído una acción históricamente y decidir el tamaño de nuestra inversión en función de cuánto estaríamos dispuestos a perder si esas caídas se repiten.

La segunda es nuestra opción favorita y nos permite nunca tener que vender la acción, aunque caiga, para esperar la suba que eventualmente esperamos que se dé. Por ejemplo, puedo decidir invertir US$1,000 en Tesla o US$5,000 en función de si me permito una caída de US$300 o de US$1500 en la caída reciente:

2

Rebalancear en lugar de hacer timing.

Ya hablamos de esto en un artículo pasado, justamente con el ejemplo de Tesla: Para el Inversor Principiante 1. No tiene sentido especular buscando el momento justo para comprar o vender. Parafraseando a Warren Buffett, uno debe comprar una inversión que no planea vender nunca.

El punto anterior gestiona nuestro riesgo, y este punto maximiza el crecimiento al buscar mantener el tamaño de nuestra posición siempre rebalanceando. Si una inversión sube de US$1,000 a US$1,500 el rebalancear significa vender US$500 de esta acción para mantener el riesgo limitado.

Si hacemos esto consistentemente vamos a terminar con un precio promedio de la acción mucho mejor que intentando “encontrar las oportunidades” de compra o venta.

Es así que podemos invertir en Tesla, o en cualquier otra empresa sin especular, y obteniendo todo el crecimiento de la acción a lo largo de los años. Quiena ejecuta estos pasos automáticamente, y si deseas probar cómo se vería agregar esta acción a tu portafolio ingresa a “Editar portafolio” y agrega Tesla.