Crear un portafolio de inversión que logre nuestras metas: Es la parte más compleja, aunque en Quiena podemos encontrar todas las herramientas necesarias para lograrlo, y de manera gratuita. Algunos lineamientos generales:

Primero, crear un portafolio diversificado donde no pueda perder: Me refiero, es posible que cualquiera de mis inversiones caiga de valor en el corto plazo, pero en el largo plazo quiero que todas mis inversiones hayan subido de valor, y que la diversificación me sirva para disminuir la volatilidad al mínimo posible. Esto lo logro al incluir en el portafolio activos que nunca vayan a perder todo su valor, y que en el largo plazo van a ganarlo. No me puedo equivocar si invierto en activos que sé que van a subir, aunque no sepa cuándo.

Por si no me explico bien, pongo algunos ejemplos de activos que no pueden perder todo su valor, y que en el largo plazo siempre van a aumentar (aunque no sepamos CUÁNDO): Bienes raíces, metales preciosos, mercado de acciones (como conjunto), bonos (como conjunto), incluso un plazo fijo, o una obra de arte de un artista famoso.
¿Cómo podríamos equivocarnos si incluimos este tipo de activos en nuestro portafolio?

Quizás el primer paso sea simplemente incluir estos activos en un portafolio y olvidarnos, agregando ahorros y esperar. ¡Bien! Pero hay 2 obstáculos a sortear.

  • ¿Qué pasa si tengo muy poco capital como para comprar todos? No necesariamente empezaremos comprando un departamento, o lingotes de oro. De hecho, no hay una buena razón para hacerlo. Hoy, podemos acceder a cualquier inversión desde los mercados financieros y usar instrumentos como fondos que cotizan en bolsa.

Por ejemplo, si queremos invertir en bienes raíces pero sólo tenemos U$S1.000 podemos usar un fideicomiso inmobiliario que cotiza en bolsa (REIT por sus siglas en inglés). Va a aumentar o decrecer de valor igual que si compráramos un departamento (porcentualmente), y en mi opinión con menos “trabajo y problemas”. Podemos usar por ejemplo un REIT en EEUU identificado por el símbolo “VNQ” y que podemos comprar desde cualquier sociedad de bolsa por sólo US$75.

Menciono este fideicomiso específico porque es extremadamente líquido, y el más barato del mercado americano. Sin embargo el mismo concepto se aplica en argentina con diversos fideicomisos inmobiliarios. Pero son más caros (en comisiones y gastos anuales me refiero). De esta forma podemos construir un portafolio que tenga TODOS las clases de activos que necesitamos con un capital tan bajo como U$S1.000. Se vería algo así:

En el siguiente artículo continuaremos con la explicación de cómo elegimos los portafolios para nuestros clientes.


CREAR UN USUARIO GRATUITO EN QUIENA

 

Equipo de asesoría de Quiena
Nicolás Galarza Ricci, CEO