Empezamos a comunicarnos con nuestros clientes para sugerirles la reducción del uso de apalancamiento en sus portafolios. En este artículo explicamos las razones para esta sugerencia.

Existen varios problemas al usar margen cuando las tasas de interés suben como lo han venido haciendo durante los últimos meses.

El primero, más directo, es que el costo del margen va creciendo con las tasas de interés.

Una casa de bolsa podría cobrar, por ejemplo, 4% + FED.
Al 30 de Mayo del 2018, esto sería 4% + 1.75% = 5.75%, pero en la trayectoria actual podría ser de 6% para fines de 2018, 6.5% para fines de 2019 y 7% para fines de 2020.
Y más importante, con la inflación de USA ya cercana al objetivo y creciendo, es posible que este ritmo se acelere. Al utilizar margen estaríamos pagando cada vez más por algo que probablemente rinda cada vez menos.

El segundo problema es que estamos en un momento de precios bastante altos históricamente, por lo que el retorno de mediano plazo de la porción de acciones de EEUU es posible que sea menor al histórico promedio.

Además de estos problemas, hay una ventaja en no tener activado margen:

Si en algún momento en el futuro cercano hay un mercado bajista (bear market) y los precios de acuerdo a la medición de Shiller vuelven a estar a un valor razonable (abajo de 20), se tendrá el margen disponible para aumentar tu inversión incluso sin hacer un nuevo depósito.
El riesgo de bajar el margen es que haya otro fuerte “rally” alcista y sintamos el famoso FOMO (Miedo de perderse la suba, por sus siglas en inglés). Pero la que consideramos una decisión inteligente ahora, es mantenerse invertido con apalancamiento reducido y dejar un resto (el margen) para cuando los precios sean claramente favorables.

Esto, obviamente, no implica que las acciones vayan a caer ahora. Pero lo que si sabemos es que de todos los sectores y clases de activos en lo que invertimos en Quiena, algunos van a caer mientras otros suben a lo largo del tiempo. Es en estas caídas que va a ser muy útil tener margen disponible en la cuenta.

En la mayoría de cuentas de nuestros clientes, donde hay un bajo nivel de margen, no es necesario vender nada. Con evitar comprar más con nuevos depósitos, podemos reducir el margen a cero de a poco a lo largo del año.

¿Tesla Privada?
Siguiente Artículo